¿Donde vive el jacinto?

El jacinto es una planta muy vistosa, ideal para su plantación en jardines o macetas. Tiene un perfume de gran intensidad y sus colores pueden ir desde blanco, lila, púrpura, rosa, rojo, salmón, amarillo, entre otros. Es una planta característica de la primavera, llegando a su máxima floración en el verano, principalmente en los meses de junio y julio.

De acuerdo al significado que se ha dado a cada planta en el lenguaje de las flores, los jacintos corresponden al cariño, la constancia y la alegría del corazón. Esta flor es originaria del Oriente Medio, lugar donde vive el jacinto de forma natural.

¿Donde vive el jacinto?

El Jacinto

Esta planta se desarrolla por medio de bulbos y su floración inicia en el mes de marzo; la planta puede alcanzar una altura de 25 centímetros, desarrollando un tallo grueso y fuerte, en la parte inferior de este crecen las hojas, las cuales también son gruesas y pueden llegar a ser cinco o seis. En el extremo superior del tallo crecen las flores, estas tienen forma de trompeta con seis pétalos y crecen en racimos vistosos.

Una característica importante de los jacintos es que los bulbos pueden dar una pista del color que tendrán las flores al momento de crecer. Los bulbos de color claro corresponden a las flores blancas o amarillas, mientras que los bulbos más oscuros corresponden a las tonalidades rosa o azuladas.

¿Dónde crece el jacinto?

Actualmente el lugar donde viven los jacintos se ha difundido por toda Europa y su producción se da principalmente en Holanda. El cultivo de jacintos en jardines puede ser algo complicado, sin embargo con constancia y dedicación se podrá disfrutar de estas hermosas y perfumadas flores.

Es de considerar que esta planta absorbe todos los nutrientes del suelo en el cual se encuentra sembrada, por lo que luego de la época de floración es conveniente trasladar la plantación hacia otra área del jardín para permitir que la tierra anterior recupere sus nutrientes durante el siguiente año.

Jacinto

Los bulbos de jacintos se pueden conseguir en el otoño en muchas floristerías o viveros y es la época ideal para sembrarlos en el jardín. Al sembrar varios bulbos se deberá escoger los que se vean más vigorosos, sin manchas y plantarlos en el jardín a una distancia de 10 centímetros entre cada uno y a una profundidad de 30 centímetros.

El suelo deberá tener un buen drenaje, buena cantidad de nutrientes y no tener piedras. Los riegos se realizarán de manera que el terreno se mantenga húmedo pero no en exceso, evitando principalmente el encharcamiento que llevaría a que el bulbo se pudriera.

La primera inflorescencia tendrá lugar en el mes de marzo y durará alrededor de unas cuatro semanas, luego se presentará una segunda inflorescencia pero esta no será tan intensa ni llamativa. Lo recomendable si se desea disfrutar de flores durante toda la primavera y verano, es que los bulbos se planten con dos semanas de diferencia, de esta forma empezarán a florecer en momentos diferentes.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + INFO

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar