¿Dónde vive la prímula?

A las prímulas también se les conoce con el nombre de primaveras, o primaveras de jardín. Son plantas que no crecen demasiado, sin embargo sus flores aportan una gran belleza a los jardines por sus vistosos colores. El lugar donde viven las prímulas de manera natural es China, pero debido a que tienen una gran capacidad de adaptación se han extendido de forma silvestre por todo el hemisferio norte.

Es la planta perfecta para los climas templados. Puede soportar temperaturas bajas de hasta 10 grados centígrados, mientras que las temperaturas altas ideales no deben superar los 24 grados centígrados. Más allá de su atractivo ornamental, esta planta también tiene algunas atribuciones medicinales, aunque su uso en este caso no se encuentra tan difundido.

¿Donde vive la primula?

La prímula

Actualmente existen unas 800 especies de esta planta de tipo herbáceo. Crecen solamente unos pocos centímetros y presentan unas hojas largas de un color verde intenso y forma ovalada; sus flores tienen pétalos de bordes irregulares y de forma aplanada y aunque no son muy grandes, tienen unos colores llamativos.

Debido a su característica herbácea, aunque pueden soportar temperaturas cálidas, crecen en lugares de semisombra, o con poca exposición a la luz solar directa. Gracias a esta característica son ideales para decorar los interiores. El clima es un factor de suma importancia para que estas flores se desarrollen adecuadamente.

¿Dónde crecen las prímulas?

Los lugares ideales donde vive la prímula deberán tener una temperatura estable templada. En lugares con variaciones de clima importantes, sobre todo temperaturas bajas durante el invierno, lo mejor será sembrarlas en macetas que permitan cambiarlas de posición. Durante los inicios de la primavera y en el otoño e invierno, pueden recibir algunas horas de luz solar directa, pero no en exceso.

Para plantarlas se debe tener en cuenta que el terreno debe ser suelto, con buena humedad, requerirá de riego constantes, pero no tanto como para el agua llegue a encharcarse ya que esto puede provocar que la planta se pudra. Sus flores son bastantes sensibles, por lo que es conveniente no dejar caer agua sobre ellas cuando se están regando, ya que esto las podría hacer caerse.

Las prímulas crecen a partir de semillas, las cuales se pueden sembrar a inicios de la primavera, ya que germinan rápidamente, tomando cerca de 20 días para que se empiecen a notar los primeros brotes. Luego de dos meses la planta ya habrá tomado suficiente vigor como para considerarse que se ha plantado exitosamente.

Prímula

Una buena forma de conservar las prímulas sembradas en el jardín por un mayor tiempo, es que al llegar la etapa del otoño se trasplanten a macetas y se trasladen al interior, de esta forma las protegeremos durante el invierno y al llegar la primavera podemos volver a sembrarlas en el jardín.

Las prímulas sembradas en macetas necesitarán de los mismos cuidados que en el jardín, con suficiente cantidad de luz indirecta, mantener húmeda la tierra y periódicamente retirar las flores y hojas muertas para que no roben energía a la planta.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + INFO

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar