¿Donde vive la lila?

La planta conocida como lila es un arbusto que produce unas hermosas y aromáticas flores que precisamente hacen alusión a su nombre, ya que son de color lila, aunque también se pueden encontrar variedades que producen flores violeta y blancas, esto gracias a la hibridación que ha dado lugar a muchas variedades. Es una planta que requiere de pocos cuidados y es ideal para adornar jardines.

El lugar donde vive la lila desde sus orígenes es las regiones de Persia y Turquía, pero con las condiciones climáticas adecuadas se han podido encontrar lilas sembradas en muchos jardines alrededor del mundo. También conocidas con el nombre de lilo es una planta muy bella y que crece rápidamente.

¿Donde vive la lila?

La lila

Dependiendo de la forma en que se deje crecer a la lila esta puede quedarse como un arbusto o bien expandirse hasta convertirse en un pequeño árbol con una altura de aproximadamente 4 metros. Sus hojas tienen un gran contraste con las flores, ya que estas son de un color verde intenso y crecen de forma opuesta a lo largo de los tallos; dependiendo de la variedad de lila, las hojas podrán ser lanceoladas, ovaladas o con forma de corazón.

Las flores de la lila crecen en racimos de forma tubular y los pétalos de éstas tienen una textura aterciopelada muy suave; cada flor cuenta con cuatro pétalos y en los extremos estos se abren formando una cruz. En su época de mayor floración, que es en los meses del verano, desprenden un fuerte perfume.

Aunque sus ramas soportan bien el peso de la planta y le permiten crecer verticalmente, lo más recomendable es utilizar guías para que no se expanda demasiado hacia los lados y el frente. Es una planta muy resistente a las variaciones en el clima.

¿Dónde crecen las lilas?

De preferencia el lugar donde viven las lilas debe ser terreno con poca humedad, idealmente suelos calcáreos o neutros; es importante cuidar que el terreno no tenga un pH con excesiva acidez ya que esto sí puede interferir en el crecimiento de la planta. Los climas ligeramente cálidos suelen ser los ideales para su desarrollo, aunque también puede crecer en climas templados, puede resistir a las heladas, aunque de preferencia debe estar expuesta al sol la mayor parte del tiempo.

Lila

Las lilas se siembran en el otoño o invierno, de esta forma empezarán a florecer en la primavera. En los meses fríos necesitan de dos o tres riegos por semana y el terreno deberá tener un buen drenaje. Después de la primera floración, cuando se ha llegado al otoño nuevamente, es ideal eliminar todas las ramas muertas y realizar una buena poda, pero sin cortarla demasiado, de esta forma la planta quedará lista para esperar la siguiente primavera.

Durante la primavera esta planta es muy propensa a contraer plagas como los pulgones o arañas rojas, por lo que al iniciar esta estación es importante utilizar algún plaguicida para eliminar posibles invasiones que puedan afectar la calidad de la floración.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + INFO

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar