¿Donde vive el jazmín?

El jazmín es quizás una de las flores más reconocidas a nivel mundial, no solamente por su presencia en los jardines sino porque ha sido parte de la cosmetología desde hace muchas décadas, como parte de fragancias, productos para la piel y el cabello, o en la confección de biznagas o adornos para el cabello.

El lugar donde vive el jazmín originalmente es en las regiones conocidas como el Viejo Mundo, es decir todo el territorio de África, Europa y Asia. Su principal desarrollo se da en regiones de clima tropical y subtropical. Los jazmines son tradicionalmente blancos, pero actualmente con las hibridaciones se han producido más variedades por lo que se pueden encontrar jazmines amarillos o con tonalidad rojiza.

¿Dónde vive el jazmin?

El jazmín

Esta planta es de tipo trepador por lo que necesita de una pared o muro de apoyo para poder crecer puesto que su tallo es bastante débil y no es capaz de soportar por sí mismo el peso de las flores. No tienen una altura límite, si se dejan crecer naturalmente pueden alcanzar grandes alturas, por lo que si se desea que adorne una pared en una casa o jardín, es importante que se realicen podas periódicas.

En cada extensión del tallo se desarrollarán alrededor de 5 a 9 hojas y en el extremo del tallo crecerán las flores las cuales se presentan en racimos. El olor de las flores tiene una dulzura característica que las hace muy atractivas. Es muy resistente a los climas fríos pero no a los climas demasiado cálidos, su floración se produce en los meses de agosto a octubre.

¿Dónde crece el jazmín?

En los lugares donde viven los jazmines deberán presentarse temperaturas de entre 13 a 25 grados centígrados, que es el clima ideal para que las flores se reproduzcan en su máximo esplendor.

Una ventaja de la plantación de jazmines es que se pueden desarrollar en todo tipo de suelos, aunque idealmente se deben aplicar fertilizantes orgánicos para obtener una planta vigorosa y sana. En el exterior necesitan de un lugar con luz directa, mientras que en interiores la luz deberá ser indirecta. Una señal de que la planta no está recibiendo suficiente luz se podrá notar cuando los capullos no se abran.

Jazmin

Los jazmines no requieren de muchos cuidados para crecer, aunque si se debe estar pendiente de la humedad del suelo; necesitan de un suelo húmedo pero sin encharcamiento, por lo que se deberá propiciar un buen drenaje para la planta.

Para conservar la planta, luego de la floración, a finales del mes de octubre, habrá que podarla muy bien, esto permitirá que la planta se conserve para la próxima temporada de floración. Si no se realiza la poda, la nueva floración se desarrollará en los tallos viejos y no tendrá la misma intensidad ni vistosidad de la primera inflorescencia.

El jazmín es muy susceptible a las plagas y enfermedades, por lo que conviene revisarla periódicamente para determinar su salud y en caso de ser necesario aplicar fungicidas o plaguicidas.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + INFO

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar