¿Dónde vive la flor de la pasión?

La flor de la pasión, conocida también como pasionaria, granadina, flor de Cristo o pasiflora es una planta que posee una belleza increíble y peculiar; esta flor además de utilizarse como planta ornamental, también se ha vuelto popular gracias a los usos medicinales que de ella se han hecho.

Su nombre tiene una connotación cristiana, ya que su corola central se dice recuerda la forma de la corona de espinas de Jesucristo, los cinco estambres recuerdan las heridas de Jesús, los tres estilos se asemejan a clavos, mientras que sus doce pétalos hacen alusión al número de apóstoles.

¿Donde vive la flor de la pasión?

Proveniente de una familia muy grande que comprende más de 600 especies, tiene gran cantidad de propiedades curativas así como alimenticias, es una planta de tipo perenne, es decir que sus características de adaptación al ecosistema donde vive la flor de la pasión les permite sobrevivir fácilmente durante muchos años.

La flor de la pasión

Dentro de sus características se encuentra que son plantas trepadoras y de tallos leñosos; a medida que van creciendo van transformándose en una enredadera que llega a medir hasta 15 metros de alto. Esta propiedad trepadora es aprovechada de forma ornamental para cubrir zonas determinadas como árboles secos o paredes.

Sus hojas son de color verde oscuro y cuando apenas están brotando tienen un color rojizo. Sus flores son de gran tamaño, color violeta o azul pálido. Estas flores crecen individualmente y raramente están en racimos o en pareja, la floración se produce de verano a otoño y algunas variedades de la planta pueden tener flores con un aroma dulce.

Los frutos de esta planta son comestibles y pueden llegar a medir 4cm de ancho y 6cm de largo aproximadamente; el maracuyá es el fruto proveniente de una de las especies de pasiflora, sin embargo, en la planta de flor de la pasión común, el fruto es más pequeño e insípido.

En muchas especies de esta planta se puede llegar a obtener un aceite esencial útil en la medicina natural para tratar varias enfermedades; la flor de la pasión constituye uno de los mejores medicamentos contra padecimientos del sistema nervioso y a diferencia de otros tratamientos de origen natural esta planta no presenta ninguna contraindicación.

¿Dónde crece la flor de la pasión?

Naturalmente, los lugares donde viven las flores de la pasión son Brasil, Perú y Centroamérica, siendo una planta ideal para los climas cálidos tropicales. Necesita de suelos fértiles y húmedos, además de una exposición directa al sol. Un punto a tomar en cuenta es que un exceso de fertilizantes en el suelo puede provocar que produzca muchas hojas pero pocas flores. Aunque tradicionalmente provienen de climas cálidos, algunas especies se adaptan bien al frío.

Flor de la pasión

Su siembra se da por medio de las semillas contenidas en sus frutos. Es una planta de rápido crecimiento, sin embargo las podas deben ser moderadas, ya que un exceso de estas puede provocar que la planta no florezca del mismo modo en la siguiente temporada.

Si se cuida la planta de manera correcta, bastará con sembrarla una sola vez para que florezca en cada temporada.

Deja tu comentario